Volver a Contemporáneos
¡Oferta!

Prosa política

$1,200.00 $1,000.00

PRECIO PREVENTA $1000!!

Ferrari, León
Prosa política / León Ferrari. – 1a ed. – Vicente López : Red Editorial, 2021. 226 p. ; 21 x 14 cm.
ISBN 978-987-47715-9-9
1. Arte. 2. Filosofía Política. I. Título. CDD 700.103

99 disponibles

Descripción

Estas páginas son una suma de textos sobre diversos temas escritos a los largo de los últimos cuarenta años. Los primeros, de los años sesenta, tratan de las relaciones entre arte y poder. La mayor parte de los que se escribieron después estudian las relaciones entre algunas intolerancias de Occidente, que menciono a continuación, y su religión.
El Evangelio divide drásticamente a la humanidad en creyentes e incrédulos: el que no está conmigo está en contra de mí, explicó Jesús. La diferencia entre esas dos partes se agranda con el anuncio del castigo en el infierno.
Cualquiera sea su creador, el infierno aparece en el Evangelio cuando Jesús anuncia que el día del juicio les dirá a incrédulos y pecadores: Malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
Desde entonces este fuego ocupa buena parte de nuestra cultura: cuadros, esculturas, cantatas, literatura y poesía, se dedicaron a describir, adivinar y publicitar la amenaza cristiana al diferente.

León Ferrari

Información adicional

Peso 0.15 kg
Dimensiones 2 × 22 × 30 cm
Formato

Digital, Físico

Biografía

León Ferrari (1900-2013)

León Ferrari nace en 1920 en la Ciudad de Buenos Aires un 3 de septiembre. En 1942 conoce a Alicia Barros Castro, quien lo acompañaría a lo largo de su vida. Juntos tuvieron tres hijos tres hijos: María Alicia, Pablo y Ariel. Estudia ingeniería en la Universidad de Buenos Aires y en 1959 crea la fábrica Tantal S.A. de metal duro.

En 1955 comienza a realizar esculturas de cerámica. En 1958 produce el mediometraje La Primera Fundación de Buenos Aires, con guión y dirección de Fernando Birri, a partir de un cuadro del artista y humorista Oski. La película gana el Primer Premio de Representación Argentina en el Festival de Cannes.

En 1961 presenta las primeras tallas en madera y esculturas de alambre. En 1962 comienza a experimentar con el dibujo abstracto. En 1963 circula su primera obra con connotación política: la serie Carta a un general.

En 1965 participa en el Premio Nacional del Instituto Di Tella, presentando una serie de obras en relación a la guerra de Vietnam, entre ellas, La civilización occidental y cristiana. La obra, que representaba a un Cristo de santería crucificado sobre un bombardero norteamericano, fue censurada. Ese año se aleja de la producción, limitándose a participar en exposiciones colectivas como: Homenaje al Vietnam (1966), Tucumán arde (1968) y Malvenido Rockefeller (1969), entre otras. En 1967 se publicó su collage literario Palabras ajenas por editorial Falbo.

En 1976 recopila recortes de diarios sobre la represión de la dictadura cívico-militar en Argentina, con los cuales realiza la serie de collage Nosotros no sabíamos. Ese mismo año, por razones políticas, se exilia a Brasil junto a su familia. En Buenos Aires su hijo Ariel es desaparecido por el terrorismo de Estado.

En San Pablo se vincula con artistas locales y comienza a experimentar con diversas técnicas: xerocopia, arte postal, litografía, microficha, videotexto, grabado, entre otras. En 1979, incorpora el Letraset con el cual realiza las series publicadas en los libros Imagens y Homens y los 27 planos que reproduce al infinito con la técnica de la heliografía. Vuelve a las esculturas de alambres y desarrolla los instrumentos musicales que utiliza en diversas performances.

En 1983 retoma la temática político-religiosa con collages e ilustraciones de la Biblia, iconografía católica, erótica oriental e imágenes contemporáneas. En 1991 regresa a Buenos Aires, donde continúa haciendo obra que denuncia la represión del Estado y la religión. En 1995 ilustra la reedición del Nunca más publicada por Página/ 12.

En 2000 en el Centro Cultural de España inaugura una muestra titulada Infiernos e idolatrías, contra la tortura humana y divina. Ese mismo año comienza a trabajar con los Electronicartes, collages digitales que enviaba por correo electrónico. En el 2003 realiza la primera muestra retrospectiva de la obra de su padre, Augusto César Ferrari, en el Centro Cultural Recolecta (CCR) y edita un libro para la ocasión.

En 2004 el CCR expone una gran retrospectiva de su obra, con curaduría de Andrea Giunta, provocando intensos debates y recibiendo agresiones de parte de la Iglesia. La exposición es clausurada y, posteriormente, se reabre al público mediante un fallo que sentó jurisprudencia en relación al arte y la libertad de expresión.

En 2006 se presenta una muestra antológica de su obra en la Pinacoteca do Estado de São Paulo, Brasil, y participa como invitado especial en la Bienal de la misma ciudad. Al año siguiente recibe el León de Oro, uno de los mayores premios internacionales de artes visuales, en la 52° Exposición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia.

En 2009 el Museum of Modern Art de New York exhibe una retrospectiva de su obra junto a la de la artista brasileña Mira Schendel que itinera al Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid y a la Fundação Iberê Camargo de Porto Alegre.

En 2008 crea junto a su familia la Fundación Augusto y León Ferrari Arte y Acervo para continuar con el legado de ambos. Durante sus últimos años de vida trabaja intensamente

Fallece en la Ciudad de Buenos Aires el 25 de julio de 2013 a los 92 años.