NUESTROS TÍTULOS

QUÉ ES AUTONOMÍA

Autonomía convoca un acto ético político de diferenciación vital movido por la necesidad, que aspira a producir o proseguir desplazamientos de ruptura e inventiva subjetiva, colectiva y popular. Está del lado de las fuerzas activas que atraviesan las prácticas sociales y nunca de su reducción a las jefaturas. Nombre que presenta ebulliciones que hacen al movimiento de la historia, aunque en modo alguno se lo encontrará aliado con dictaduras revolucionarias o conservadoras. En el agregado sensible de la autonomía no prosperan nociones jerárquicas como: articulación política entre Pueblo, Partido y Estado sostenida en la idea de representación; consenso constitucional y formal centrado en el parlamentarismo y subordinación de la política a razones económicas y jurídicas. Nunca la autonomía se opondrá a la ampliación de derechos civiles ni al reparto político de lo sensible, aunque su razón vital se articula sólo donde es posible una movilización social abierta al porvenir. Para el Estado, la articulación autonomista es incompleta y utópica; para las resistencias singulares, resistencias del Común, la potencia de articulación autonomista proviene de los afectos que insisten en la creación de modos de vida posibles y por venir.

Autonomía, antes que una pretensión social y política fundada en algún tipo de lógica instituida, es una suerte de disposición instituyente que se desplaza entre tradiciones políticas, energías sociales y acciones singulares. Es el nombre de una reserva de libertades y fraternidades; también, una invención de relaciones lanzadas a las capacidades comunes y diversas. Ni una figura del poder ni un rechazo a todo tipo de institucionalidad, sino un arte perceptivo de los lugares intermedios que desconfía de las formas de dominio y se permite imaginar nuevas instituciones para la vida colectiva. Desde las autonomías instituyentes la política no está dominada por la economía y la juridicidad como potencias ciegas, sino por la invención de redes vitales de cooperación que inventan legislaciones por la necesidad.